• Nueva Comunicación LinkedIn
  • Nueva Comunicación Twitter
  • Nueva Comunicación Facebook Icon
  • Nueva Comunicación Instagram
Please reload

Entradas recientes

EMIRATES SELECCIONARÁ TRIPULANTES DE CABINA EN LA ARGENTINA

28/10/2019

1/7
Please reload

Entradas destacadas

FUNDACIÓN KONEX LLEVÓ A CABO LA RESTAURACIÓN DEL SALÓN DE ACTOS DE LA FACULTAD DE DERECHO

March 26, 2019

Buenos Aires, marzo de 2019.- El 7 de noviembre de 2018, por iniciativa del Dr. Luis Ovsejevich, Presidente de la Fundación Konex, se firmó un convenio entre la Fundación Konex y la Facultad de Derecho de la UBA, representada por su Decano, el Dr. Alberto Bueres y su Vicedecano, el Dr. Marcelo Gebhardt. Mediante este instrumento, la Fundación Konex se comprometió a completar las tareas de puesta en valor de las butacas del Salón de Actos -totalmente deterioradas- antes del 30 de abril de 2019. El Dr. Federico Carenzo, fue designado como Coordinador General del Proyecto.  Sin lugar a dudas, el Salón de Actos es una de las más significativas salas de la República Argentina, luego de la del Teatro Colón.

 

Esta iniciativa se da en el marco del 70° aniversario de la sede Figueroa Alcorta de la Facultad de Derecho y del 40° aniversario de entrega de los Premios Konex. Acompaña este proyecto el Rotary Club de Buenos Aires con motivo de celebrar su 100° aniversario de creación. 

 

 

 

Para supervisar el proyecto, se contrató a la Arq. Sonia Terreno, quien fue la encargada de la restauración del Teatro Colón. Durante los meses de enero y febrero se trabajó intensamente aprovechando el receso estudiantil por vacaciones, para finalizar en marzo.  Todo el trabajo se realizó en sólo 90 días.  

 

Para poder concretar la obra, se solicitó el aporte de empresas, estudios jurídicos y de particulares.  Estos Benefactores apoyaron el proyecto aportando dinero según cuatro categorías: “Platino” (U$D 10.000 o más), “Oro” (U$D   5.000), “Plata” (U$D   3.000) y “Bronce” (U$D   1.000).  Con motivo de su apoyo, los Benefactores junto con la Fundación Konex tienen derecho a ser mencionados en una placa honorífica que se colocará a la entrada de la sala.  Los Benefactores de “Platino” tienen, además, el derecho al uso sin cargo por única vez de este magnífico espacio para llevar adelante un evento. Con informes periódicos, la Fundación Konex informó a todos los aportantes qué se hacía con el dinero recibido. 

 

 

 

El objetivo principal no sólo fue alcanzado sino sobrecumplido.  La restauración de las butacas fue íntegra y hecha bajo un estándar de excelencia.  El retapizado se realizó con la mejor tela ignífuga y más cara del mercado. Se han establecido medidas de seguridad, bajo el asesoramiento de la restauradora, con salidas de emergencia (no estaban contempladas hace 70 años), espacios para personas con movilidad reducida y modificación de escaleras.  

 

Como el valor recaudado superó todas las expectativas, se procedió a realizar más trabajos en beneficio del espacio. De esta manera, se añadieron banquetas, se compraron 2 pantallas LED para colocar sobre la pared al costado del famoso cuadro, se cambiaron todas las alfombras y se cambió todo el capitoné de las 10 puertas de acceso, procediendo a restaurar todos los manijones.  También se hicieron mejoras en todo el escenario y se está trabajando para mejorar el tema de luz y sonido.  

 

También está prevista la edición de un “Libro sobre la Historia del Salón de Actos de la Facultad de Derecho” a fin de reflejar los importantes eventos que allí tuvieron lugar. En el libro se detallará el estado previo del Salón de Actos y las obras que se hayan realizado para poner al mismo en valor.  En este libro también se mencionará en forma destacada a los Benefactores junto con la Fundación Konex. Las tareas de diagramación y edición del mismo están a cargo del Dr. Daniel Varacalli Costas.

 

La reinauguración del Salón de Actos se realizará el martes 9 de abril a las 19 hs. con la presencia de autoridades de la Facultad de Derecho, de la Universidad de Buenos Aires, de la Fundación Konex y de todos los Benefactores. Tendrá lugar, tras unos breves discursos, un concierto de la Camerata Bariloche.

 

El poder concretar este proyecto demuestra la importancia que tiene la presencia de lo privado en lo público. Y se convierte, simbólicamente, en un agradecimiento a la enseñanza gratuita que se imparte en todas las universidades públicas.

 

 

 

 

 

Contacto de Prensa:

 

Corina Tareni / Directora
Tel.: (54 11) 6841 0141 int. 514 / Cel:15-4 497-9500
ctareni@nuevacom.com.ar  @Corinatareni

 

Camila Portillo / Ejecutiva
Tel.: (54 11) 6841 0141 int. 536 / Cel:15-3 290-0601
cportillo@nuevacom.com.ar  

 

 

 

SALÓN DE ACTOS DE LA FACULTAD DE DERECHO DE LA UBA

 

HISTORIA

 

La Facultad de Derecho es una institución educativa anterior a la misma Universidad de Buenos Aires. Su antecedente más remoto data de 1814, cuando se fundó la Academia Teórico Práctica de Jurisprudencia, que funcionó en la Manzana de las Luces. En 1821 se creó la Universidad de Buenos Aires, a la que quedó incorporada. Ya como Facultad de Derecho, en 1872 trasladó su sede al edificio de la calle Moreno 350 (actual Museo Etnográfico). En 1925 se instaló en el edificio gótico de la avenida Las Heras (hoy Facultad de Ingeniería). Desde 1949 funciona en el edificio de la avenida Figueroa Alcorta, uno de los más emblemáticos de la Ciudad. 

 

Sus antecedentes, sin embargo, se remontan a fines de la década de 1930. Entonces se concibió la idea de una ciudad universitaria en los predios que pertenecían a Obras Sanitarias, donde hoy se levanta la Facultad y también, del otro lado de la Avenida Figueroa Alcorta, el Museo Nacional de Bellas Artes.

 

El concurso para la construcción del actual edificio de la Facultad de Derecho fue convocado en 1939 y fue ganado por los arquitectos Arturo Ochoa, Ismael G.Chiappori y Pedro Mario Vinent. En 1941 comenzaron a demolerse los filtros de Obras Sanitarias y al año siguiente comenzaron las obras, que se enfrentaron con algunos escollos debido al desarrollo de la Segunda Guerra Mundial.

 

Se cuenta que, antes de su inauguración, el Presidente Perón salía en automóvil hacia la Casa de Gobierno con su esposa Eva y veían fascinados el avance de los trabajos. Tal fue la fascinación que finalmente Perón decidió construir un edificio similar, aunque algo más chico, para su esposa, a  fin de que albergara la Fundación Eva Perón. Ese edificio es actualmente la Facultad de Ingeniería de la UBA.

El 20 de abril de 1949 los profesores de derecho se reunieron en el edificio de Avda. Las Heras y acompañaron al decano en el acto simbólico de abandonar las viejas aulas y trasladarse al nuevo edificio, para gran orgullo de la comunidad académica y jurídica.

Eva Perón quiso que la inauguración oficial se realizara el 21 de setiembre, en homenaje al Día del Estudiante. Asistieron el Presidente de la Nación, Juan Domingo. Perón, Ministros del Poder Ejecutivo, de la Corte Suprema de Justicia, e invitados extranjeros como los decanos de la Facultad de Derecho de París y de Madrid, funcionarios del cuerpo diplomático, y considerable cantidad de público. Hicieron uso de la palabra el decano, el subsecretario universitario, Carlos Ignacio Rivas, quien recibió el edificio en nombre del Ministerio de Educación, y el rector de la Universidad de Buenos Aires, arquitecto Julio Vicente Otaola. Ante el pedido de la concurrencia improvisó unas breves palabras el primer magistrado.

 

El presidente de la Nación expresó, entre otros conceptos, “su anhelo de que la nueva casa sirva para abrir la inteligencia e impulsar el alma hacia los destinos de todos, sin diferencias de clases para que en el futuro de nuestra brillante democracia sirva para formar hombres de bien y hombres libres”. El acto finalizó con la actuación del coro universitario.

 

A setenta años de su inauguración, el edificio de la Facultad de Derecho continúa respondiendo a las necesidades propias de la vida académica de una casa de altos estudios. Sin modificar la estructura original, a fin de mantener el estilo propio, fueron agregadas construcciones interiores de tal modo que pasan desapercibidas desde el exterior. Sus ambientes fueron adecuados a los requerimientos de una creciente población estudiantil e intensa actividad de investigación. Los interiores subdivididos en algunos casos, están adaptados al ritmo y a la tecnología moderna.

 

Se trata de una obra que obedece al estilo monumentalista y que incorporó nuevas técnicas constructivas, el empleo el hormigón armado en la estructura y revestimientos de piedra para la escalinata y las fachadas traídos de Mar del Plata. Todo se hizo con materiales nacionales. La superficie cubierta del edificio es de 40.000 metros cuadrados y originalmente contaba con 51 aulas, cifra que actualmente se septuplicó.

 

La planta principal despliega un gran pórtico en el frente con catorce columnas de estilo dórico que coronan una inmensa escalinata. Desde allí se accede al Salón de Pasos Perdidos, con cinco amplias portadas y dos esculturas gigantes en los extremos, de una extensión de 1.200 metros cuadrados y una altura de 14 metros. Desde allí se pasa directamente al corazón mismo del edificio, el imponente Salón de Actos, con capacidad para 900 personas sentadas entre la platea y la bandeja superior, con butacas revestidas en terciopelo. Está decorado con un gran óleo de (8 por 12 metros) del artista argentino Antonio González Moreno, que representa la ceremonia inaugural de la fundación de la Universidad de Buenos Aires en el atrio de la Iglesia de San Ignacio, el 12 de agosto de 1821.

 

Detrás de este inmenso ámbito se encuentra el Aula Magna, que no debe ser confundida con el Salón de Actos, ya que es sustancialmente más pequeña y se utiliza para actos académicos más reducidos.

En cambio, es en el Salón de Actos donde actualmente los alumnos prestan juramento cuando culminan su carrera de grado, siguiendo una antigua tradición. Por tal motivo a un costado del escenario se observa la cátedra, utilizada antiguamente por las Autoridades para los actos solemnes como lo era la colación de grados. 

 

El Salón de Actos, tradicionalmente, se reservó para grandes acontecimientos académicos. El primero de ellos fue la visita de Hans Kelsen, el famoso filósofo del derecho austríaco del siglo XX que visitó la Argentina en 1949. Se recuerda la polémica que el pensador mantuvo con su par argentino Carlos Cossio.

 

El viaje, gestado por la visita que Ambrosio Gioja realizó a Estados Unidos el año anterior, fue auspiciado por la Facultad, por el Instituto de Filosofía de Derecho (dirigido por el mismo Cossio) y por el Colegio de Abogados de la Ciudad de Buenos Aires.

 

También en el Salón de Actos comenzó en 1949 otra importante tradición: el ciclo de grandes conciertos. Allí desarrolló su ciclo la desaparecida Orquesta de la Radio del Estado, cuyo director principal fue el maestro Bruno Bandini, y el Coro de la Facultad de Derecho, creado por el maestro Manuel Gómez Carrillo antes de la inauguración del edificio, El ciclo de conciertos se transmitía a todo el país por Radio Nacional, entonces Radio del Estado, y llegó atener una convocatoria y fama enormes. En ese ámbito se estrenaron una gran cantidad de obras sinfónicas nunca antes escuchadas y se presentaban solistas y directores de todo el mundo. Lamentablemente en 1966, con la Noche delos Bastones Largos, el ciclo fue discontinuado y la orquesta disuelta, pero en 1993 el maestro Mario Benzecry retomó la idea con la creación dela Orquesta Juvenil Libertador San Martín (hoy Nacional), y actualmente, bajo la conducción de Juan Carlos Figueiras, el ciclo goza de un éxito indiscutible.

 

En el Salón de Actos tuvo lugar en el año 2015 por primera vez el debate de los candidatos a Presidente de la Nación Argentina.

 

En varias oportunidades en el Salón de Actos tuvo lugar la entrega de los Premios Konex.

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Please reload

Buscar por tags